08 enero 2007

Fabricando el odio

No puedo salir de mi asombro: En una de mis visitas a menéame, encuentro un enlace a una entrada de blog, en la que se puede ver lo siguiente, que es increíble:Luego en los comentarios hay un enlace a una noticia que nos informa de algo inquietante, y es que parece ser que se trata de unas pegatinas falsas, creadas para generar el odio contra los inmigrantes de origen magrebí.

¿Hasta dónde son capaces de llegar los descerebrados de extrema derecha para justificar sus repulsivos actos?

¿Por qué la gente sigue consintiendo comportamientos de ese tipo? Yo corté el contacto directamente con antiguos amigos al conocer que compartían ideales neonazis. Suena duro, pero es absolutamente inaceptable. A mi me sale un hijo nazi y lo doy en adopción, o lo vacuno con cultura.

Algún día orinaré sobre la tumba de Franco. Putos nazis.


ACTUALIZACIÓN: Efectivamente, volviendo a mirar en menéame, se confirma lo dicho. Se trata de una campaña iniciada por los cerdos fascistas del partido xenófobo Democracia Nacional. No solamente las pegan, además las venden.

¿A qué espera la policía para actuar? ¿No constituye un delito contra el honor de la comunidad magrebí?

Hijos de puta, hay que decirlo más.
Solamente desear a las prostitutas que no tengan hijos como estos, no tengo nada en su contra.