12 enero 2007

Auf wiedersehen!

Españoles, Irene no lo ha soportado. Cansada de oír chistes malos acerca de su persona, Irene nos deja. ¿Qué haremos ahora?
Cabe rebobinar un ratito y recapitular ¿Quién es Irene Villa?
Lejos de ser solamente el fetiche de los chistes de mal gusto de los niños de mi generación, Irene era una auténtica víctima del terrorismo. Perdió ambas piernas en un horrible atentado de ETA en 1991. Su madre, también quedó mutilada.

Ciertamente, yo era demasiado joven en el 91 como para recordar la noticia en la tele. Por aquel entonces todavía cantábamos en el recreo el famoso hit de los 80: "Mama, Sabrina está en la ETA, no tiene metralleta, dispara con las tetas...".
Éramos jóvenes, y no teníamos malicia.

Allá por el 98, cuando un servidor se encontraba en plena efervescencia hormonal, la ETA de Sabrina anunciaba una tregua, que no tardaría mucho en romper, y sin embargo, ¿Dónde estaban Irene y su mamá? No se fueron.

No se fueron cuando Aznar piropeaba a los terroristas llamándoles Movimiento Vasco de Liberación Nacional.
No se fueron cuando Aznar excarceló presos etarras con delitos de sangre.
No se fueron cuando Aznar acercaba presos etarras a Euskadi.
No se fueron cuando Aznar hablaba de generosidad con los asesinos.
No se manifestaron ni una sola vez para reclamarle al gobierno de aquel entonces que no cediese.
No dijeron ni pio cuando el presupuesto del estado para la AVT fue de 0 (cero) euros pesetas.

Y sin embargo ahora se van, se marchan a ese nido de independentistas que es Quebec, en Canadá. Dicen que nuestro gobierno no las quiere, que nuestra sociedad las agobia, y porque les han dado una patada.
No sé si pensar que es malicia o estupidez, lo dejo al criterio de Irene. Solamente decirle dos cosas directamente a nuestra querida Irene:
  1. Detállame en una lista las cesiones que, según tú, ha hecho el gobierno a los terroristas.
  2. Déjame hacer un último chiste malo antes de que te vayas. Lee con atención:
Irene, te hemos visto en silla de ruedas durante más de 15 años, pero solamente ahora podemos ver de qué pie cojeas.

Hipócrita.


Relacionado, y con los puntos sobre las íes, léalo en La sombra de Aznar :)

5 comentarios:

Gorka dijo...

Con el chiste del final me has matao...

Joder que bruto eres...

Pero estoy de acuerdo.

Salu2!

El Tío Rubo dijo...

De verdad soy el único que había pensado lo del pie?

Yo es que lo pensé y no pude resistirme...

Germán dijo...

Por mi parte voy a hacer todo lo posible para que tu "chiste" sea juzgado como lo que es: un delito de calumnias.

Cerrarte el blog será lo mínimo que te pase. No creas que te amparas en la impunidad. Se te puede localizar.

Dices que eres muy joven. Se te nota. Pero tienes edad penal y has ido demasiado lejos.

El Tío Rubo dijo...

Estoy temblando, don Germán. ¿Podría usted detallarme si es tan amable cuál es la calumnia que aprecia en mi escrito?

Cordiales saludos.

jotape dijo...

Ojo, Tio Rubo, que viene la pulisía! ;-)

¡Suerte con el sheriff Germán!