14 febrero 2007

Ich liebe Dich!

Hoy al levantarme he visto varias cosas: la fecha, un comentario de Gorka que en boca de De Juana Chaos habría supuesto un nuevo aumento de condena, y mi careto en el espejo antes de ducharme. Y en un arranque propio del mismísimo Narciso, me he enamorado de mi, solamente con el objetivo tener una excusa para hacerme un regalo.

Olvidáos, mentes sucias, de connotaciones onanistas. Lo que hice fue coger el coche y dar un paseo por la ciudad, recorrer el paseo marítimo y disfrutar de uno de los pocos días sin nubes con que nos obsequia el clima de esta tierra gallega. Hacía bastante tiempo que no me ponía a conducir por el puro placer de hacerlo, y eso que no tengo un BMW (¿te gusta conducir?).

A mi paso, como es lógico en un día tan emotivo como este, parecía que la primavera iba apareciendo poquito a poco a mi paso, las margaritas florecían y las mariposas me acompañaban cabalgando los pelos de mi brazo izquierdo, que asomaba por la ventanilla.

Con tanta belleza, y tanto flipe, casi como un Jim Morrison cualquiera, me imaginé cayendo por un túnel color de rosa, sobre un almohadón de Hello Kitty relleno de un millón de suaves plumas de oca. Y es que el amor, queridos amigos, no deja de ser en un día como hoy puta pura fantasía. ¿Por qué querernos hoy más que cualquier otro día?

Y ya que estamos de celebraciones, visiten Incómodas Verdades, un blogger que hoy está de cumpleaños se lo agradecerá.

Buenas noches!

4 comentarios:

Gorka dijo...

Snif, snif, eres un auténtico crack, amigo...

... si bien el pasteleo del post no me iba molando demasiado ; ) tengo que admitir que el final te ha quedado que ni puesto por mí mismo, oye :D

Muchas gracias, por la referencia, el link y el comentario.

Salu2!

Nando Rico dijo...

Tío Rubo, cómo se nota que -igual que yo- no tienes una chati. Por eso nos toca conformarnos con nosotros mismos -como diría tu paisano Evaristo-. Es lo que hay, por eso la vena pastelosa -como dice Gorka- sale de dentro de vez en cuando, ¿verdad?.

Un saludo.

El Tío Rubo dijo...

Tsk, no vayas tan rápido, Nando, que si que tengo. Lo que pasa es que la tengo lejos y nos vemos poco :(

Yo puedo demostrarle que la quiero haciendo escapaditas de 800 km cuando puedo. Que me los tengo hecho ya parando sólo para mear una vez :P

Saludos!

Gorka dijo...

Que digo yo, y sin pretender incordiar ni meterme donde no me llaman, que podíais quedar a la mitad de camino... ¿porque los 800km no son la mitad, no? jejejejeje

Ánimo y que resolváis la situación como buenamente se pueda!

Salu2!