26 marzo 2007

Extralimitaciones

Vivimos un momento en el que aquí todo dios (o todo Hank) se extralimita. Se extralimita el presidente del Gobierno, haciendo las labores de pitoniso mayor del reino, siempre prediciendo el futuro del estado. Se extralimitan los jueces y los fiscales, metiendo las narices en política aprovechando sus posiciones de privilegio prácticamente inviolable para imponer su ideología. Y en este caso, juzgando al Lehendakari, léase presidente del Gobierno Vasco, para los absolutamente nada euskaldunes.

Me pregunto si realmente es delito juntarse con Otegi para hablar, o es simple sensacionalismo para encuadrar al bueno de Juan José en el ámbito de los amigotes de los abertzales violentos. Me pica en la punta de la nariz que va a ser la segunda, y es que el calendario electoral está que arde. El PP recibe como agua de mayo cualquier noticia sobre ETA que a cualquier ciudadano con dos dedos de frente le haría ponerse de mala leche. Sin terrorismo no son nadie. Necesitan el miedo en una especie de macabra simbiosis que reparte sus beneficios a uno y otro lado del nacionalismo: Por una parte, los nacionalcatólicos del PP se alimentan del miedo al terrorismo sembrando dudas acerca de la actuación del Gobierno. Por el otro lado, los abertzales aprovechan el odio sembrado por el partido de Azn... Rajoy para movilizar a sus bases, pintándolos como el enemigo, un enorme ogro extranjero al que hay que derrotar, incluso por la vía de la violencia.

En este clima de exceso, ánimos exaltados, la gente está con los nervios a flor de piel. Y con ganas de meter baza, se arriman varios dirigentes del Foro de Ermua (curioso foro donde están en contra del diálogo) y deciden que desean asistir al juicio contra Ibarretxe. Una vez más, toma lugar la extralimitación y un simpatizante del presidente de todos los vascos le arrea una patada en los cojones a Antonio Aguirre. ¿Qué necesidad había? ¿Está justificado? Por supuesto que no. No puede justificarse un comportamiento así.

Siguiendo en el tema de las razones de la querella contra Ibarretxe: ¿Acaso van a condenar a todo aquel que hable con Otegi? Si Arnaldo va a tomarse unos vinos al bar de Patxi con los colegas ¿Se querellarán contra Patxi y contra los colegas de Otegi? ¿Precintarán el bar y la fábrica del vino cautelarmente por ser un nido de terroristas?

A ver si nos relajamos un poquito, que ya está bien...

Un saludo!

6 comentarios:

Nando Rico dijo...

Todo lo que has dicho se resume en una frase: 'El PP, sin terrorismo, no es nadie'. No tiene argumentos con los que hacer oposición; o en cualquier caso, serían argumentos demasiado suaves para su estrategia.

Un saludo.

Gorka dijo...

Tú me has copiao, no me digas que no...

; )

Esto me da miedo, en serio...

Predigo que la tira de ese post te va a encantar.

Salu2!

MIKOLD dijo...

Esto esta parado tron!

Anónimo dijo...

Que mierda de blog socialista es este?? Iros todos a tomar por culo de este pais, no parais de jodernos.

El Tío Rubo dijo...

XD

Jose dijo...

Si tenemos en cuenta que Otegi es la cabeza visible de una banda criminal, preguntémonos lo siguiente: ¿Que me pasaría a mí (o a tí) si nos reunieramos con el representante de una banda criminal? Puede que nada, pero sabríamos que nos arriesgamos a meternos en un lío y hay que pagar las consecuencias.
Extralimitarse es matar a gente que no sigue tus ideales políticos.