19 noviembre 2006

Enfermedades de la informática actual: 1ª parte: Microsoft

Mi argumentación comienza con la gran M y la gran $. Era obvio verdad? Un usuario de Software Libre no puede sino echar pestes sobre Micro$oft. La empresa de Bill Gates es el primer mal de la informática. Aupada a la cima por IBM y construyendo su fama sobre un sistema que no había programado (MS-DOS), la empresa de Redmond comenzó a forjar un imperio de fortuna no a base de fantásticos productos y gandes innovaciones, sino a costa de cerrar el camino a los competidores con astutas maniobras al borde (y más allá) de la legalidad, y generando incompatibilidades que hiciesen a los consumidores dependientes de sus productos.

Siguiendo con el MS-DOS, ya que eso es el principio del imperio, una vez ese sistema estuvo instalado en todos y cada uno de los por entonces emergentes PCs de IBM, el germen estaba ya listo para desarrollarse. Fue una triste casualidad, ya que ni M$, ni siquiera la propia IBM auguraba el éxito futuro de los PC. Corría el año 1981.


La pasta que se sacó de tal golpe de suerte sirvió para crear la gran primera atrocidad de la casa de software, Windows 1.0, a finales de 1985.




Windows 1.0 no era más que un entorno gráfico bastante tosco para MS-DOS que pretendía parecerse al MacOS que Apple puso en sus ordenadores en 1984.

La principal diferencia era que MacOS era un sistema operativo real, y eso sin contar la facilidad de uso. No saber usar MS-DOS era no saber usar Windows 1.0.

Luego vino Windows 2.0, la misma mierda.


Pero la cosa cambió con Windows 3.0 y sobre todo 3.1. No, no es que fuera un verdadero sistema operativo, pero al menos servía para algo más que ocupar la memoria del ordenador. Con él ya se podía hacer (casi) lo mismo que con el MacOS, sólo que con años de retraso. Por aquel entonces fue un todo o nada, pero Microsoft solamente tuvo que publicitar Windows 3 como el complemento perfecto para MS-DOS, y viniendo de la misma empresa, ¿Quién lo cuestionaba? Windows 3 permitía hacer lo mismo que MS-DOS, pero teniendo varios programas a la vez, lo cual no implica que fuera un sistema multitarea, realmente. Microsoft triunfó en una batalla sin oponentes y colocó a 3.0 y 3.1 en casi todos los PC compatibles con IBM. Apple jugaba en otra liga, ya con su MacOS 6.


Con una imagen de marca ya asentada, y un nombre de producto conocido, Microsoft sacó a la calle en 1995 el entorno gráfico para MS-DOS que marcaría la línea de más de una década. Windows 95 se vendía como un sistema operativo, pero seguía siendo una GUI para DOS. Los fabricantes de módulos de memoria descorcharon muchas botellas de champán aquel año.

IBM quiso reaccionar, pero fue tarde. Microsoft tenía el mercado que IBM le regaló, y aunque el OS/2 de IBM fuera mejor que Windows95 en muchos aspectos, la batalla estaba perdida.


Luego llegó Windows 98, y la gente aplicando la lógica sencilla de “nuevo=mejor”, se tiró de cabeza a comprar un sistema (entorno gráfico en realidad) más lento que W95, y que realmente sólo tenía la ventaja práctica de que FAT32 hacía un uso menos desastroso del disco que FAT16, lo cual a fin de cuentas acababa dando igual, puesto que Windows 98 ocupaba una vez instalado más espacio que Windows 95. Fue otro gran año para los fabricantes de memorias.

Aquel año, Microsoft introdujo de serie con su sistema, un navegador, que no era mejor que el Netscape que casi todo el mundo usaba hasta entonces en la emergiente WWW. El Internet Explorer, con su inclusión en el escritorio por defecto de W98, produjo una grave herida que sólo después de 8 años parece tener alguna solución. IE introdujo vulnerabilidades para todos, poca (cuando no ninguna) compatibilidad con los estándares de la web, y muchos quebraderos de cabeza debido a toda la porquería que entraba descontrolada a través de la “e” azul. Lo peor de todo fue que al convertirse en el navegador más utilizado, los navegadores que cumplían mejor con las especificaciones estándar eran en gran medida incompatibles con las páginas optimizadas para IE que se esparcieron como hongos por doquier. Mi antigua página personal (iniciada en 1999) fue una delas víctimas involuntarias de mi ignorancia por aquel entonces, y pido perdón a todo el que la haya visitado.


Siguiendo con el tema principal, lo que vino después está más fresco si cabe en la memoria colectiva. El fiasco de Windows ME (Millennium Edition, más conocido como Mierda Edition), nos hizo soñar brevemente con un futuro en el que no tuviésemos que aguantar a M$. En el 2000 los fabricantes de memorias prepararon grandes bacanales para celebrarlo, pero algo extraño ocurrió y la gente, por un momento, pareció ver el truco. ME no consiguió gran éxito, como si todos se hubieran dado cuenta de que tunear el 98 con un nuevo juego de iconos y más asistentes, al mismo tiempo que se agigantaba su consumo de recursos, no era una gran idea. Paralelamente, y para el mercado “profesional” M$ tenía su Windows 2000, heredero de NT y la base sobre la que más tarde se construiría el mayor coladero de mierda de la historia del software mundial. Hablo de Windows XP.

Este monstruo que actualmente reside en el disco duro de la mayoría de los ordenadores de escritorio (oponiendo escritorio a servidor, no a portátil), consiguió por fin acercar la informática a los neófitos. ¿O tal vez no fue así?

Yo opino que la informática como conocimiento en sí, fue alejada todavía más del ser humano común. Es un paso cuantitativo hacia la completa ignorancia en cuanto al funcionamiento de un sistema informático, y aún así, la mayoría no es capaz de instalar el Messenger por si misma.

¿Cuántos usuarios de XP saben qué es y para qué sirve la memoria virtual? ¿Cuántos saben configurarla? En lugar de enseñar a los usuarios con tutoriales útiles, esconden bajo cientos de cuadros de diálogo cualquier opción mínimamente interesante.

¿Si el XP es un sistema tan fácil, por qué la gente me sigue pidiendo que se lo instale, configure y arregle? ¿Por qué se puede infectar antes de acabar de instalarlo? (Si, es cierto)

Una vez leí: “Windows hace fácil lo fácil e imposible lo difícil”. No puedo estár más de acuerdo.

Resumiendo, el XP trajo consigo: Incompatibilidad con muchos programas anteriores, mayor consumo de memoria, y también en ese caso, un incremento sustancial de consumo de procesador, una instalación básica de 1,6 gigas para disfrutar de una suite de programas tan avanzados como el Wordpad, el Windows Movie Maker, el bloc de notas, la calculadora y el Paint. La lista no se alarga mucho más.

Existe la leyenda urbana de que el XP no tiene pantallazos azules. La realidad es que los tiene, pero por defecto están desactivados y el ordenador se reinicia automáticamente ante un error grave. En fin... Ojos que no ven... Ostia que te pegas.


A lo largo de estos últimos 20 años, Microsoft ha avanzado con tácticas moral y judicialmente discutibles. Por todos son conocidos los cambios dentro del formato de los documentos de Word, que hacen que de una versión a otra no los conozca ni su puta madre. Cambios que Microsoft introduce para que sus clientes tengan que comprar la última versión para poder abrir cualquier documento. Y no solamente ocurre con Word, sino con cualquier formato de su suite ofimática.

En conclusión, y para terminar con Microsoft, mis razones para decir que son una enfermedad de la informática son: Genera deliberadamente incompatibilidades con estándares e incluso con antiguas versiones de su software para conseguir monopolios y dependencia, no innova de forma significativa, y sin embargo suele copiar ideas de los demás (y nadie los critica por esto), pero las vende como si fueran ideas propias (la supernovedad del Internet Explorer 7 es sobre todo que ¡incorpora la revolucionaria navegación por pestañas!). La instalación de Windows destruye intencionadamente el sistema de arranque instalado en un disco duro, para impedir el inicio de cualquier otro sistema operativo. Además de eso FUD, mucho FUD, sembrar el miedo (Fear), la desconfianza (Uncertainty), y la duda (Doubt), hacia sus competidores. Si Microsoft está donde está no es por habérselo ganado. Punto.


Los comentarios, como siempre serán bienvendidos. A ver si adivinais cuál es la siguiente enfermedad...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Fuck You imbecil, Microsoft Rulez! nojoda nunca han podido con Microsoft, Llego linux y sus mierdas puera moda Microsoft sigue en le mercado, llego netscape ahora esta quebrada explorer sigue como siempre innovando, asi infinidades de pendejos que regalan su trabajo dizque "Gratuito" Soft ahora a chupar pija pendejotes, Jode un linuxista y reclama tu licencia original de vista.

jose dijo...

gracias por tan buena explicacion, y realmente ke estoy de acuerdo contigo compañero, bill gates y su monopolio robandole ideas a otros por falta de propias, no lo hagas caso al pendejo este ke no sabe nada de informatica, toma las cosas por de kien venga, saludos bye

Anónimo dijo...

gracias por tan buena explicacion, es un gran agurmento... nunca dejen de informar... muchas gracias...

Anónimo dijo...

son una mierdaaaa!!!! dejense de joder no rompan la pelota... la pu.. de la madre!!!!